La Cría de Abejas sin Aguijón

 

Abejas sin Aguijón en los Trópicos

Abejas sin aguijón (Scaptotrigona pectoralis) en la entrada del nido Hay alrededor de 30,000 especies de abejas (Apidae) en el mundo. Solo un pequeño grupo de estas son abejas sociales: Abejas que viven en colonias permanentes y producen miel. La diversidad más alta de especies de abejas sociales se encuentra en los tropicos, sobre todo de las Américas. El grupo más grande de abejas sociales nativas de Latino América son las Abejas sin Aguijón (subfamilia: Meliponini). Estas abejas deben su nombre al hecho de que su aguijón se degeneró en el transcurso de la evolución (no pueden picar).

Hasta este momento conocemos alrededor de 500 especies de Abejas sin Aguijón, de las cuales 450 especies se encuentran en América tropical. En El Salvador por lo menos 22 especies de Abejas sin Aguijón han sido reportadas por la UES y PROMABOS:

Nombre científico Nombre común en El Salvador
Cephalotrigona capitata Tamaga
Geotrigona acapulconis Talnete
Lestrimelitta limao Limoncillo
Melipona beecheii Jicota o Jicote
Melipona yucatanica Tensuque
Nannotrigona perilampoides nombre desconocido
Oxytrigona mediorula nombre desconocido
Partamona cupira Cushushu del Árbol
Partamona orizabaensis nombre desconocido
Plebeia sp. Zarquita y Chichivo
Scaptotrigona bipunctata Magua Negra
Scaptotrigona mexicana nombre desconocido
Scaptotrigona pectoralis Magua Alazán
Tetragona dorsalis Chumelón
Tetratrigona zielgeri nombre desconocido
Trigona (Tetragonisca) angustula Chumelo
Trigona corvina nombre desconocido
Trigona fulviventris Mandinga o Alazana
Trigona fuscipennis Cushushu del Talchinol o Culo de Buey
Trigona nigerrima Omo
Nombre científico desconocido Maltatia
Nombre científico desconocido Culo de Chucho

Existen más especies en El Salvador que todavía no han sido todas identificadas.

 

La Cría de Abejas sin Aguijón

Colmenas rusticas de jicote (Melipona beecheii) Hay mucha diversidad en las especies de Abejas sin Aguijón, las que varían en tamaño, forma, color y producción de miel. Hay de solo 2mm de largo a casi 2cm; hay que producen sólo 0.25 litros de miel y los que producen más de 10 litros de miel por colmena por año. Además, sus mieles tienen diferentes usos en la medicina casera; por ejemplo la miel de Chumelo (T. angustula) se ocupa para infecciones en los ojos, la miel de Jicote (M. beecheii) para bronquitis e infecciones estomacales. La mayoría de las Abejas sin Aguijón son aptas para la crianza, con excepción de los parásitos, es decir abejas que roban la miel y el polen de otras colmenas (Oxytrigona mediorula y Lestrimelitta limao). En forma silvestre, los nidos se encuentran por lo general en cavidades en árboles, en cavidades de la tierra o como nidos expuestos. Las colmenas rústicas de Abejas sin Aguijón están localizadas en troncos o tubos de cemento colgadas al lado de la casa del meliponicultor.

La estructura del nido es distinto a la de la abeja de castilla (Apis mellifera): Los panales de cría son horizontales, puesto uno encima del otro y separados por pilares de cera. Las abejas almacenan el polen y la miel en potes de cera alrededor de los panales de cría. El nido es protegido por una capa de bátumen, una mezcla de resina, lodo y cera, que se endurece y lo protege de influencias del exterior.

Estuctura del nido de la abeja jicota (Melipona beecheii) en caja racional Una desventaja del alojamiento en troncos o tubos es que solo se puede destapar a los lados. Pues permite realizar la cosecha de miel pero no permite ver la cría, lo cual es una limitante para su manejo. Uno de los objetivos generales de PROMABOS es traspasar estas colmenas a cajas racionales que pueden ser destapadas a los lados, para la cosecha de miel, y de arriba que facilita el manejo de la cría y cuando la colmena es suficientemente grande, facilita la reproducción artificial de la colmena.

 

La plaga de las Abejas sin Aguijón: Los Fóridos

El problema más grande de la meliponicultura y sobre todo de la cría del Jicote (M. beecheii) es el ataque de una mosca pequeña llamado fórido (Pseudohyposera kerteszi). Los diferentes fases del fórido (P. kerteszi) Los fóridos pertenecen a la familia Phoridae en el orden Díptera. El fórido P. kerteszi es un clepto-parásito, que quiere decir que se alimenta de las provisiones del huésped. Las moscas hembras de P. kerteszi son atraídas al nido de las abejas por el olor ácido de polen fermentado. Entran en la colmena por la entrada o por grietas y ponen sus sus huevos en los basureros de las abejas, en los potes de polen o directamente dentro de la cría. Los basureros, ubicados en las esquinas dentro de la colmena pero fuera del nido, contienen los heces de las abejas jóvenes y la demás basura del nido. La mosca tiene cuatro fases en su vida: huevo - larva - pupa - mosca, de lo cuál la fase más dañina es la de larva. Las larvas pueden nacer en solo dos días, y de allí empiezan a alimentarse del polen dentro del nido y son capaces de destruir la cría de las abejas. Las larvas comen entre 5 a 10 días y después se vuelven en pupas. De allí, en 2 a 8 días nacen nuevas moscas.

El ataque de esta plaga se ve al momento que una colmena es más débil que puede ser por ejemplo después de traspasar la colmena de un tronco a una caja o después de la cosecha de miel. En una caja racional esta plaga puede ser muy bien controlada y eliminada: se revisa cada día, o cada dos o tres días (dependiendo de la gravedad de la infección) y se matan los fóridos adultos manualmente (se sopla en la cría para que las moscas escondidas salgan de allí) y se quita el basurero porque allí la mosca ha puesto sus huevos. Sin embargo, si el meliponicultor no revisa la colmena como se ha dicho, los fóridos pueden destruirla dentro de una semana.


Union Europea
Ministerio de Agricultura y Ganaderia (El Salvador)
Universidad Utrecht (Holanda)
Universidad de El Salvador